Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"Tres caras", mamá, quiero ser actriz

Lunes 26 de noviembre de 2018, 14:08

Una afamada actriz iraní recibe un vídeo en el que una joven le pide ayuda para escapar de las garras de su conservadora familia. La intérprete acude al cineasta Jafar Panahi con la intención de comprobar si se trata de una manipulación. Juntos emprenden un viaje al Noroeste, cuyos habitantes se rigen por tradiciones ancestrales.

Un vídeo doméstico presenta a una joven que está preparada para el suicidio. Según afirma, ha solicitado ayuda repetidamente a Behnaz Jafari, una acreditada profesional iraní para que le ayudase en sus pretensiones de ser actriz, como ella. Dado que no ha recibido respuesta y de que ha llevado a cabo una serie de concesiones familiares para que le permitieran continuar su vocación, ha decidido quitarse la vida. Con anterioridad a los créditos de apertura la imagen que vemos da a entender que la chica, Marziyeh Rezai, ha cumplido su amenaza tras ver como se colocaba alrededor de su cuello la soga que pendía de un saliente de madera entre las rocas.
Tres caras,  mamá, quiero ser actriz


La nueva película de Jafar Panahi, sobre el que se mantiene la imposibilidad de salir del país y rodar películas durante veinte años, arranca con un larguísimo plano secuencia y lo cierra con otro de similares características. El primero se centra en el rostro de Behnaz Jafari, absolutamente compungido y responsabilizándose del suicidio de Marziyeh. Se encuentra en el asiento del acompañante de un vehículo conducido por el acreditado director, al que le habían hecho llegar el vídeo ante el silencio de la actriz. Ésta le ha convencido para que viajen al Noroeste, lugar de residencia de la joven con la intención de resolver el misterio y comprobar si, definitivamente, se trata de una manipulación o de una verdadera tragedia.

La propuesta arranca con forma de thriller con ribetes de road movie. Le permite a Panahi desenvolverse entre cuestiones que le resultan tan apreciadas como recurrentes. Desde la posición actual de la mujer en su país a la industria cinematográfica, pasando por un cierto aspecto de egocentrismo al convertirse en uno de los pilares fundamentales de la historia. Sucedía con Taxi Teherán y repite ahora, tanto como conductor como en su rol de catalizador del relato. Algo sí queda claro. En la pantalla, al menos, el cineasta es un hombre tranquilo al que nada ni nadie parece capaz de sacar de sus casillas.

En su primer largometraje tras el fallecimiento de su maestro y mentor, Abbas Kiarostami, le rinde homenaje con una evidente crítica social. A la vista de la historia, podía haberse quedado en un espléndido cortometraje, con una secuencia de apertura singularmente atractiva. Les queda la duda a los dos protagonistas de la posible veracidad de las imágenes del suicidio. Por eso viajan al Noroeste, en la frontera de Irán que limita con Armenia, Azerbaiyán y Turquía. Casi de inmediato, la línea principal se ve interrumpida con referencias etnográficas y antropológicas. Se trata de una región cuyos habitantes se deben a costumbres tradicionales, que han perdurado durante siglos.

Jafar y Behnaz Jafari se encuentran con todo tipo de personajes a cual más singular y con unos usos difíciles de entender pero que se deben aceptar. Algunas situaciones son más logradas que otras, pero en el ambiente flota en todo momento la capacidad de Panahi para hacer cine de la nada. Su trabajo tras la cámara siempre resulta eficiente, y especialmente trabajados son sus planos secuencia. El que nos presenta a la actriz protagonista es realmente absorbente. No obstante, a la vista del resultado final, el premio al Mejor Guion obtenido en Cannes parece exagerado.

El autor domina como pocos el tempo cinematográfico, sabe cómo captar la atención del espectador, pero se nos antoja demasiado autocomplaciente. Asume que él es una pieza capital en el relato y parece gozar con ello. Una satisfacción personal que se impone a sí mismo. No quita para que denuncie lo inhóspito de la región y su aislamiento. Las serpientes rondan con nocturnidad y solamente hay una carretera de acceso. Sin asfaltar y por la que únicamente cabe un vehículo.

Esa facilidad que tiene Panahi para entretenernos con lo cotidiano y lo obvio llega al sumun en esta producción. Personajes grotescos y situaciones surrealistas en un paraje yermo y sin cobertura. El cineasta los luce como si se tratase de las mejores vistas de Manhattan alternando el humor con el drama que se desprende de la intransigencia. Llega un momento en que olvidas el origen del relato. Se pasa a una sucesión de historias mínimas que ponen de relieve el papel marginal de la mujer y las diferencias culturales entre regiones. Un clásico en las propuestas del cineasta que, visto lo visto, aun le dará mucho juego.

Fuente: Pedro De Frutos


TOP 10 - Noviembre
MULAN (2020)
BABY EINSTEIN BABY VAN GOGH: EL MUNDO DE LOS COLORES
MULAN
LAS BRUJAS DE ROALD DAHL
ASTERIX Y OBELIX MISION CLEOPATRA
MICHAEL JACKSON MOONWALKER
ALADDIN Y EL REY DE LOS LADRONES (EDICION ESPECIAL)
LA VIDA ES BELLA
HARRY POTTER Y EL CALIZ DE FUEGO
AFTER EN MIL PEDAZOS
> TOP Noviembre <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal - Política de privacidad y cookies - Quienes somos
Creative Commons License

Coveralia - 2020