Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"Morir para contar", la guerra como oficio

Martes 20 de noviembre de 2018, 10:59

Corresponsales de guerra de diversos medios de comunicación hablan de su experiencia, de sus miedos y de la pérdida de amigos mientras llevaban a cabo su trabajo. Secuestros y homicidios se dan cita a miles de kilómetros de distancia, desde Los Balcanes a Afganistán, o en países africanos como Sierra Leona.

Para un periodista es complicado escribir esta reseña porque todavía resta un nudo en la garganta después de haber visionado este documental de todo un experto en el género como es Hernán Zin. El italo-argentino, afincado en Madrid desde hace veinte años es, además de cineasta, reportero de guerra lo que nos lleva al eje sobre el que pivota esta producción que nos devuelve a la memoria, si es que alguna vez se nos habían olvidado, los nombres, los rostros y los sentimientos de profesionales españoles fallecidos en el desempeño de su actividad.
Morir para contar, la guerra como oficio


Algunos de ellos son de sobras conocidos por la mayoría, bien sea por su apellido, como el caso de Julio Anguita Parrado, o por las circunstancias en que se produjo su muerte, cuyo mejor ejemplo es el de José Couso, abatido por los disparos de un tanque norteamericano. Pero hay más. Nombres para el recuerdo: Miguel Gil o Julio Fuentes, entre otros. Precisamente, algunos de los reportajes de Fuentes para el diario El Mundo se recopilaron a título póstumo en el libro Morir para contarlo, con prólogo del por entonces su director, Pedro J. Ramírez, y del que posiblemente se extrajo el título de este trabajo cinematográfico.

El propio Hernán Zin ejerce de conductor. Primero, asistimos a secuencias rodadas con soldados norteamericanos, la mayoría de entre diecinueve y veintiún años, que se refieren a los proyectiles que lanzan cada noche en el desierto. Para ellos, la guerra es un oficio. También hay imágenes de la otra parte, guerrilleros que vitorean a Osama Bin Laden. En realidad, la cinta habla del horror de la guerra, no toma partido, y hace hincapié en los grandes damnificados de los conflictos bélicos, aparte de aquellos en los que se lleva a cabo un genocidio. Son las mujeres, los niños y, por supuesto, los corresponsales.

Salpicados por imágenes que solo pueden causar dolor e indignación, diversos reporteros españoles hablan de sus miedos, de sus vivencias y de la dificultad de abandonar un género periodístico que llevan en la sangre. También para ellos la guerra es un oficio. Eso lo sabían muy bien los caídos en el frente, ya que el documental nos muestra imágenes en las que Couso, Fuentes o Gil refieren sus vivencias o llevan a cabo su trabajo.

Entre los periodistas contactados para ultimar esta producción se encuentran profesionales veteranos como Gervasio Sánchez, el corresponsal de RNE en diversos frentes Fran Sevilla, el de TVE José Antonio Guardiola, David Beriain, Mónica Bernabé, Mario Brabo y Ramón Lobo. Mención especial merece el relato de Mónica G, Prieto, que lleva más de veinte años recorriendo el planeta para denunciar los abusos de los derechos humanos en diferentes contiendas. Estuvo casada con Julio Fuentes, asesinado durante la invasión de Afganistán el 19 de noviembre de 2001, para luego gormar una familia con Javier Espinosa, con quien tiene dos hijos, y que estuvo secuestrado durante más de seis meses en Siria. Refiere a cámara que se esperaba lo peor, no en vano diversos periodistas de varias nacionalidades habían sido ejecutados por el ISIS. Permaneció cautivo desde el 16 de septiembre de 2013 hasta el 29 de marzo siguiente.

Morir para contar habla de diversos conflictos en varias zonas del Globo. Desde la Guerra de los Balcanes a Oriente Medio, Siria, Irak o Afganistán, pasando por África con especial hincapié en un territorio tan conflictivo como el de Sierra Leona. La humanidad y la tragedia destilan de todas las imágenes. Cualquier conflicto bélico, que siempre es cruel, resulta mucho más inhumano cuando vemos sus consecuencias. No es necesario mencionar las secuelas, convertidas en auténticos traumas. Las guerras las hacen los hombres mayores y las protagonizamos los jóvenes, dice un soldado estadounidense a cámara.

El relato es consecuente aunque se refiera a varios conflictos, Algunos de los reporteros contactados tienen el denominador común de haber participado en varios de ellos. Y de otros que no se cita, porque América Latina queda al margen de este trabajo. El montaje colabora a la buena resolución final y su responsable proporciona su propia seña de identidad al término de la mayoría de los comentarios haciendo un pequeño juego con la cámara. Un film apasionante, sincero, desgarrador y emotivo que todo periodista tiene el deber de visionar. También el resto del público. De esa forma puede acercarse a una profesión de riesgo a la que los políticos, de alguna manera, siempre les ha dado la espalda, un detalle que no pasa desapercibido en el guion de Hernán Zin.

Fuente: Pedro De Frutos


TOP 10 - Agosto
HARRY POTTER Y LA PIEDRA FILOSOFAL
STAR WARS I: LA AMENAZA FANTASMA
LOS PICAPIEDRA VOLUMEN 1: EPISODIOS 1-7 (EDICION COLECCIONISTA)
JURASSIC WORLD EL REINO CAIDO
HARRY POTTER Y EL PRISIONERO DE AZKABAN
4 FANTASTICOS
BARBIE EN LA PRINCESA Y LA COSTURERA
SHREK
MAZINGER Z: INFINITY
CAILLOU JUEGA A SER DOCTOR
> TOP Agosto <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal - Política de privacidad y cookies - Quienes somos
Creative Commons License

Coveralia - 2020