Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"El curioso caso de Benjamin Button", la vida al revés

Martes 10 de febrero de 2009, 17:51

Esta es la vida de un niño que nace viejo, con ochenta años, el día que concluye la Gran Guerra y cuya vida transcurre al revés con respecto a la del resto de los seres humanos. Poco a poco, las arrugas comienzan a desaparecer de su cara y se va volviendo más joven.

Scott Fitzgerald escribió en su día este relato llevado ahora a la pantalla por Eric Roth sin demasiadas similitudes con el original. Apenas el núcleo central de la historia y el título. A pesar de su argumento, no se trata de una película de ciencia ficción sino más bien de un cuento. Un adorable relato que comienza sorprendiéndonos por sus maravillas técnicas y se desarrolla más tarde como una historia de amor imposible, protagonizada por dos seres de vidas divergentes. De todas formas, la moraleja es idéntica a la una existencia convencional: poco a poco, ves desaparecer a tus seres queridos. Cuando no están y los echas de menos sabes lo mucho que ha representado para ti, escribía más o menos el autor sureño.
El curioso caso de Benjamin Button, la vida al revés


Siendo un relato de Fitzgerald, Benjamin no tuvo otro remedio que nacer en Nueva Orleans, y lo hizo en forma de bebé con cara de viejo. Su madre dio a luz durante el parto y su padre termina por dejarlo abandonado en una especie de asilo para mayores. Allí crece el protagonista o, mejor dicho, decrece a lo largo de casi una hora maravillosa de cine –el film dura casi 160 minutos, en la que evocamos a Forrest Gump, aunque sus imágenes poderosas son mucho menos edulcoradas que las servidas por Robert Zemeckis. En este caso, David Fincher es un realizador más agresivo, como nos demostró en las irregulares Zodiac y El club de la lucha, y bastante más enigmático, como en el caso de la tercera entrega de Alien y, en especial, de la magnífica Seven.

El curioso caso de Benjamin Button es un film que se ama o que se odia. Para que suceda el primer caso hay que entrar en el juego que se nos propone: sentir la historia como un cuento, pero como un cuento para adultos. Se pone de manifiesto en la primera escena, la del relojero que construye una maquinaria al revés. Ya sabemos que el romance principal es imposible. Nos damos cuenta de ello desde el primer instante en que Daisy y Benjamin cruzan sus miradas. Pero su historia conjunta representa la esencia misma de la vida, sólo que mostrado a través de en un aspecto muy diferente al convencional. Probablemente, la extensión del momento álgido de ese romance sea la parte más espesa de la película, la que cueste más digerir, precisamente, porque sus exhibiciones técnicas son mucho menores que las iniciales, aunque no así sus virtudes estéticas.

Candidata a 13 Oscars, sin duda, El curioso caso de Benjamin Button será la ganadora en los apartados técnicos. Aparte de una música espléndiada, que da mayor lustre al resultado final, su vestuario, su dirección artística, el maquillaje, incluso el montaje, son incontestables. También la fotografía, aunque se abuse de los filtros –en especial del ocre y el azul-, que ayudan también a disimular el envejecimiento o la juventud de sus personajes. El guión es coherente, bien construido, aunque se aparte de su fuente literaria. Pero, cuidado: Hay una abundancia excesiva de voz en off. Desde el origen del relato, que cuenta Daisy en su lecho de muerte y lee su hija a través del diario del propio Benjamin, hasta las referencias casi constantes del protagonista masculino. Ayuda, efectivamente, a reconstruir su historia, pero el exceso de este apoyo no es lo más cinematográfico, precisamente.

En cuanto al reparto, nadie se luce especialmente, pero tampoco se puede poner una sola objeción a ninguno. Cate Blanchett salva dignamente su personaje, aunque sin alardes, y Taraji P. Henson, la madre adoptiva de Benjamin, mantiene una corrección muy destacada. Capítulo aparte merece Brad Pitt, que consigue su segunda mención en los Oscar, después de haber sido candidato al mejor actor de reparto por 12 monos. El actor está correcto en un personaje que parece un compendio de la mayoría de sus películas; desde el golferas de Thelma y Louise hasta el comprometido de Babel . No hay nada especial en su trabajo, si exceptuamos sus quiebros de voz a medida que evoluciona su personaje. Está muy contenido, como casi siempre, y le ayuda. Es probable que su candidatura al Oscar sea excesiva –aunque vaya en el paquete del film-, porque no ha de hacer frente a unos diálogos que exijan demasiado. Sin embargo, yo no descarto que los americanos, tan celosos de su cine y de su star system, cierren filas en torno a su pareja más rentable, Pitt-Jolie, y que ambos se refuercen mutuamente. De otra forma, El curioso caso de Benjamin Button tendrá que conformarse con las migajas técnicas y, tal vez, la estatuilla a la mejor dirección.

Fuente: econsolero

Otras noticias de EL CURIOSO CASO DE BENJAMIN BUTTON
"El curioso caso de Benjamin Button", luchando contra el tiempo13-2-2009

TOP 10 - Noviembre
PESADILLA EN ELM STREET 5
NO
SPIDER-MAN LEJOS DE CASA
EL MARAVILLOSO MUNDO DE LOS ANIMALES VOLUMEN 12: LOS CIERVOS
EXPEDIENTE X PRIMERA TEMPORADA VOLUMEN 1
LA VIDA PRIVADA DE UNA OBRA MAESTRA: ESCULTURAS
EL REY LEON (2019)
GLASS (CRISTAL)
THE PURGE: LA NOCHE DE LAS BESTIAS
ROMEO DEBE MORIR
> TOP Noviembre <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal - Política de privacidad y cookies - Quienes somos
Creative Commons License

Coveralia - 2019
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información