Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"Uncle Howard", homenaje familiar

Lunes 20 de marzo de 2017, 10:55

Un documental de Howard Brookner, filmado durante su etapa de estudiante y centrado en la personalidad del escritor William Burroughs, se mantuvo perdido durante décadas. El sobrino del cineasta, que contaba con siete años cuando desapareció su tío, comenzó a investigar sobre el paradero del material con vistas a orquestar esta producción.

Para entender este documental habría que hablar de la vida y obra de bastantes personas. La mayoría tuvieron mucho que ver con la época en que la generación beat dominaba Estados Unidos. Mentes abiertas, adictas a casi todo, la mayoría de las cuales sufrieron el efecto devastador del sida. Sin embargo, dejando aparte a Aaron Brookner, que debuta como cineasta con este documental, debemos referirnos fundamentalmente a su tío Howard y al escritor William Burroughs.
Uncle Howard, homenaje familiar


Howard Brookner era un cineasta prometedor cuando el sida le arrebató la vida al filo de los treinta y cinco años. No pudo ver en las salas su primer largometraje de ficción, Noches de Broadway –Bloodhounds of Broadway, 1989-, donde se encontró con actores como Matt Dillon, Madonna, Jennifer Grey, Randy Quaid, Rutger Hauer, o Steve Buscemi. Un reparto que en modo alguno le venía grande si tenemos en cuenta que viajó a Japón con Spike Lee y John Waters, que era amigo personal de Jim Jarmusch, y se codeaba con gente como Andy Warhol, Brian Jones, Frank Zappa o Laurie Anderson.

Antes de su primer título comercial había rodado dos documentales considerados perdidos: Robert Wilson and the Civil Wars y Burroughs: The Movie. Howard iba siempre con una cámara al hombro y, cuando cursaba estudios de séptimo arte, decidió trabajar sobre la figura de William Burroughs, uno de los máximos exponentes de la contracultura, encasillado en la generación beat por poco le gustase, y una de las personalidad literarias más abiertas, surrealistas y satíricas de la segunda mitad del siglo XX en Estados Unidos. Era difícil que al autor de El almuerzo desnudo le pudiera interesar un joven como Brookner, pero el encanto y la inteligencia de éste ayudaron a fraguar una notable amistad. Burroughs llegó a comprarle incluso cocaína y aceptaba sin rechistar las indicaciones del cineasta, que estaba secundado en el apartado técnico por dos compañeros de clase: Jim Jarmusch y Tom DiCillo.

Aaron Brookner estuvo siempre fascinado por la personalidad de su tío, hasta el punto que se empeñó en buscar los archivos perdidos de aquellos rodajes. El primer paso, era encontrar la compenetración del heredero del escritor, el poeta John Giorno, su última pareja estable, aunque los rumores hablan de otros muchos amantes para Burroughs; entre ellos, Allen Ginsberg. Finalmente, Aaron entró en el sancta santorum conocido como The Buker, un apartamento de Burroughs en el barrio de Bowey. Allí estaba todo un tesoro inédito. No sólo las grabaciones con el autor literario, sino también otros pasajes registrados por la cámara de Howard, que incluía sus encuentros con otros personajes célebres de entonces y la presencia de su pareja, Brad Gooch. Incluso, llegó a encontrar en Alemania material del otro documental sobre el que trabajó el protagonista de esta producción, respaldada por el propio Jarmusch.

Mostrando imágenes reales de su búsqueda, y utilizando el material de archivo de su tío, Aaron Brookner compone un trabajo tremendamente nostálgico, que habla de una época culturalmente prolífica y magnífica a la vez: finales de los setenta y comienzos de los ochenta. Las principales luminarias que desfilaron por Nueva York en aquella época aparecen en un film que para muchos puede resultar espeso pero para quienes se han interesado por aquellos años o por el material literario y musical de entonces seguirán su metraje casi con la boca abierta, deseándolo volver a visionar una vez más.

El documental nos muestra a dos artistas entrelazados, William y Howard, pero también al sobrino de éste, influenciado enormemente por su biografía. Hay momentos de relajación, pero también contundentes desde el punto de vista dramático, como cuando Howard advierte a sus padres de Howard de que es gay. En aquella sociedad, tendría que sufrir mucho y, además, no podría tener hijos. Cuando les presentó a Brad, la madre quedó maravillada por su hermosura y su caballerosidad.

La vida les sonreía, y las reuniones con amigos eran casi constantes, pero llegó el sida. Como se cuenta en el film, cuando dejabas de ver a un amigo durante una semana no es que se hubiera ido a Oklahoma es que el virus se lo había llevado. Howard declinó medicarse con el AZT para terminar su largometraje. Decía que le nublaba la mente. Aunque posteriormente regresó al tratamiento, no pudo con la enfermedad. Fue un interno más en el hospital St. Vincent, hoy un bloque de viviendas, a causa del síndrome de inmunodeficiencia adquirida. Su sobrino Aaron se ha encargado de que su herencia cinematográfica siga viva.

Fuente: Pedro De Frutos


TOP 10 - Marzo
ANIMALES FANTASTICOS Y DONDE ENCONTRARLOS
DOCTOR STRANGE
LA LLEGADA
UN MONSTRUO VIENE A VERME
LA BIBLIA
EL CONTABLE
STAR WARS: EL DESPERTAR DE LA FUERZA
LA MALDICION DE LAS BRUJAS
TROLLS
MOONLIGHT (2016)
> TOP Marzo <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal - Quienes somos
Creative Commons License

Coveralia - 2017
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información