Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"Una mujer fantástica", entre el amor y la quimera

Martes 10 de octubre de 2017, 11:19

Una joven camarera, aspirante a cantante, y un hombre veinte años mayor planean un futuro juntos cuando la muerte le sorprende a él. La muchacha tendrá que hacer frente a las investigaciones de la policía y a las desidias de la familia del difunto por su condición de transexual, lo que le lleva a convertirse en una mujer fuerte y decidida.

El quinto largometraje del chileno Sebastián Lelio –Gloria, 2013- inauguró la Berlinale y ha sido seleccionada para competir por el Oscar a la mejor película de habla no inglesa. El cineasta, que siempre ha demostrado un especial empeño en diseccionar el proceso de libración femenina, insiste sobre ello mediante una obra muy personal, donde la protagonista absoluta es una transexual. Nadie mejor que una mujer de idéntica condición, y actriz comprometida, como Daniela Vega, magnífica por cierto, para encarnar el personaje de Marina Vidal.
Una mujer fantástica, entre el amor y la quimera


El arranque es de lo más prometedor, con las cataratas de Iguazú enseñoreando los títulos de crédito al son de la música de Alan Parsons Project y su letra premonitoria. Quién sabe si nos volveremos a ver… En seguida se muestra a Marina cantando en un club al que llega Orlando –Fransciso Reyes-, con el que comparte complicidad. Acto seguido, los dos personajes viven su amor y el cumpleaños de ella entre la penumbra de un restaurante oriental, un salón de baile para parejas y el apartamento que acaban de comenzar a compartir. En menos de dos semanas partirán juntos de viaje al Iguazú. Pero esa noche un aneurisma pone fin a la vida de Orlando.

La policía investiga acerca de los golpes que presenta el cadáver de Orlando a raíz de haberse caído por las escaleras al salir de su casa, mientras que la familia del difunto da de lado a quien fuera su último amor. Principalmente su ex esposa Sonia –Aline Küppenheim- y su hijo Gastón –Néstor Cantillana-. Solo muestra un punto de humanidad Gabo –Luis Gnecco-, hermano del fallecido, aunque mucho menos que Adriana –Amparo Noguera-, la hermana de Marina. El hecho de que ésta sea transexual marca la respuesta de los demás personajes. Quienes no están de acuerdo hablan de la diferencia de edad pero, sobre todo, de la quimera que suponía su relación.

Hasta ese punto, la película reluce. Lelio muestra un juego de espejos que aparecen siempre en el camino de Marina y la devuelven a la realidad en cuanto se enfrenta a un nuevo personaje. El autor habla de reflejos, de sensaciones, y de intransigencia, fortaleciendo siempre a su personaje central. Nunca se habla abiertamente de su transexualidad, ni se muestra su sexo. Se van dando pistas, como el nombre de su documento de identidad, el encuentro pasional en una discoteca con un desconocido y, sobre todo, en una de las secuencias cumbres, cuando visita una sauna y se entremezcla por igual entre las mujeres y los hombres sin que nadie se ponga alerta. Para entonces, la película ha perdido buena parte de una propuesta seductora y de calidad.

La puesta en escena resulta de lo más eficiente. Los encuadres y el montaje, salvo un par de detalles, brillan con luz propia. También el equívoco, demostrado desde el inicio con el juego de colores del título. Mediada la proyección, los personajes comienzan a perderse, el guion deja cabos sueltos, con algunas secuencias que se nos antojan gratuitas, como la visita del personaje central a su profesor de canto. El interés prosigue a tirones, alimentado por un halo de misterio que hace referencia a las llaves de Orlando, entre las que se incluye la de una misteriosa taquilla, que Marina se guardó cuando devolvió el auto del difunto a su ex mujer.

De repente, nos olvidamos de que la protagonista cantaba boleros o salsa para descubrir que recibe clases de bel canto. Los detalles de su trabajo como camarera dan paso a un no se sabe cuándo desempeña su trabajo y su naturaleza deja de ser una incógnita. Entonces, echamos de menos producciones como Juego de lágrimas –The Crying Game, 1992-

El film, reforzado por su calidad y la popularidad de su intérprete, que eleva el conjunto a cotas superiores, constituyó un gran éxito en su país y a buen seguro que funcionará en todos los mercados de habla hispana. Hay un aspecto, sin embargo, que parece chocante. Tiene que ver con la inhibición del personaje central ante las vejaciones o los ataques verbales. Se quedan en su interior y la vigorizan, hasta convertirla en una mujer fuerte y mucho más segura de sí misma. La mujer fantástica del título. No obstante, como sucedía con Paulina en La patota, es probable que el espectador medio no esté de acuerdo con su forma de actuar. En ese caso, no busca por qué, simplemente se alimenta con las adversidades, pero ambas lo hacen desde el interior, sin una pizca de aparente rebeldía social.

Fuente: Pedro De Frutos


TOP 10 - Octubre
PIRATAS DEL CARIBE: LA VENGANZA DE SALAZAR
KINGSMAN: EL CIRCULO DE ORO
LA MOMIA (2017)
LA BELLA Y LA BESTIA (2017)
ALIEN COVENANT
WONDER WOMAN
MADRE! (2017)
LA LLAMADA (2017)
VAIANA
OPERACION CONCHA
> TOP Octubre <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal - Quienes somos
Creative Commons License

Coveralia - 2017
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información