Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"Una cuestión de género", igualdad para los hombres

Lunes 4 de marzo de 2019, 22:20

Junto a su marido, Ruth Ginsburg, graduada en Derecho por Harvard y Columbia, dio un paso definitivo para la igualdad de género en Estados Unidos. Utilizando una causa aparentemente sin demasiado recorrido consiguió llegar hasta el Tribunal Supremo para demostrar las injusticias de la legislación en la materia.

En 1993 Ruth Bader Ginsburg se convirtió en la segunda mujer que accedió al Tribunal Supremo de los Estados Unidos. La propuso Bill Clinton y ganó en la votación para que le fuese asignado el puesto por 96 votos a favor y tres en contra. Hasta llegar a ese momento se había hecho notar en diversos casos que condujeron a que la legislación de su país aceptase la igualdad de género. Curiosamente, todo arrancó porque un hombre soltero no podía desgravar los emolumentos de una enfermera por cuidar de su madre paralítica. Los viudos, divorciados y cualquier mujer sí que tenían derecho. Por entonces, en los años sesenta, ellas no podían ser bomberos, o pilotar un avión comercial ni, por supuesto, alistarse en el Ejército.
Una cuestión de género, igualdad para los hombres


A mediados de los cincuenta las mujeres que estudiaban Derecho en Harvard no llegaban a la decena y de todas ellas Ruth -Felicity Jones- era la más destacada aun estando casada y siendo madre de una niña. Sus ilusiones parecieron irse al traste cuando a su esposo Martin Ginsburg -Armie Hammer-, que estudiaba un curso por delante de ella, le diagnostican cáncer de testículos y estiman en un cinco por ciento sus posibilidades de curación. Decidida a luchar, asiste a las clases de ambos para que su marido pueda seguir estudiando mientras dura su convalecencia.

Años después, Martin es contratado por un importante bufete neoyorquino gracias a su brillante futuro en el campo tributario. Ruth busca empleo en diversos despachos de juristas, pero no hace más que recibir negacitivas por ser mujer, madre de una niña, judía o, simplemente, porque ya han contratado a otra abogada con anterioridad y dos parecen una exageración. Finalmente, acepta el puesto de profesora adjunta en la Universidad de Columbia, aunque sueña con llevar sus propios casos ante la Corte.

La ocasión acudir a un estrado se le presenta gracias a Charles Mortiz -Chris Mulkey-. A quien se le denegó la posibilidad de desgravar el coste de una enfermera por cuidar a su madre. Ruth veía en esa decisión una clara discriminación por sexo, y se decidió, junto a su esposo y el respaldo ocasional de otro colega, Mel Wulf -Justin Theorux-, por llevar el caso ante el Tribunal Supremo. Su apoyo definitivo llegó gracias a la decisión favorable de otra activista, Dorothy Canyon -Kathy Bates-, inicialmente poco receptiva.

Si los magistrados le dieran la razón, supondría remover los articulados de la mayoría de las leyes de la Administración de Washington. Por eso, la causa de los Ginsburg encuentra la principal oposición en Dean Griswold -Sam Waterston-, quien fuera Decano de la Facultad de Derecho de Harvard y que ahora ocupa un alto puesto en la Administración. Con él, un brillante y ambicioso joven abogado, James H. Bozarth -Jack Reynor- quien, gracias a la informática incipiente, consigue todos los casos que tratan de la identidad de género, palabra que la protagonista había sustituido acertadamente por sexo.

En los momentos de mayor vacilación, los Gainsburg contaban con el ejemplo de su hija Jane -Cailee Spaeny-, todavía adolescente pero que ya se significaba en diversas manifestaciones en favor de la igualdad. La clave definitiva en su alegato fue recordar que en la Constitución de los Estados Unidos no se menciona en ningún momento la palabra libertad como respuesta cuando el Departamento de Justicia afirmó que en la Carta Magna no existe una sola mención al sexo femenino.

Mimi Leder, más activa en la pequeña pantalla que en sus trabajos para el celuloide, dirigió con oficio este guion de Daniel Stiepleman. La exposición resulta prolija, y muy probablemente se le podría haber metido la tijera para reducir las dos horas de duración o implementar la parte final, la del juicio. Es la que resulta más emotiva, pero se despacha con inusitada rapidez. También hay personajes que quedan bastante desdibujados, como Dorothy Canyon, al tiempo que otros no quedan bien perfilados, especialmente el de Mel Wulf, que resulta parte fundamental del relato.

Felicity Jones sale muy reforzada de este trabajo. La pequeña estatura de la verdadera Ruth Ginsburg, que aparece en el filme en la última secuencia gracias a un cameo, se pone de manifiesto al situarla al lado de un verdadero larguirucho como Armie Hammer. El reparto es efectivo, aunque la película acusa cierta indefinición. El biopic pretende emerger sobre un film de juicios y, probablemente, es un hecho que le resta méritos a una producción cuidada, tanto en vestuario como en dirección artística, recreando con pulcritud el Nueva York de la época.

Fuente: Pedro De Frutos


TOP 10 - Octubre
EL LIBRO DE LA SELVA
AFTER, AQUI EMPIEZA TODO
EL CUERPO HUMANO VOLUMEN 4: ADOLESCENCIA LA REBELION HORMONAL
SPIDER-MAN LEJOS DE CASA
FAHRENHEIT 9/11
SPIRIT: EL CORCEL INDOMABLE
FREQUENCY
NO
DOS CHALADOS Y MUCHAS CURVAS
COCODRILO DUNDEE EN LOS ANGELES
> TOP Octubre <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal - Política de privacidad y cookies - Quienes somos
Creative Commons License

Coveralia - 2019
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información