Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"The Song of Sway Lake", remedios para la falta de cariño

Lunes 10 de junio de 2019, 12:51

Tras la muerte de su padre, un joven acompañado por un amigo ruso se desplaza a una casa que pertenece a sus abuelos con la intención de hacerse con una grabación vintage cuyo disco aún está precintado. Así llega a Sway Lake, el lugar que dio origen a la canción y que lleva el mismo nombre de su familia.

Los componentes de una pareja desnudos en el océano. Una carta escrita por el hombre, un oficial del Ejército de los Estados Unidos y otro que se suicida arrojándose a las heladas aguas de un lago. Así conocemos Sway Lake, un lugar paradisíaco en el que antaño se dieron cita figuras populares de la política y la cultura. Lleva el nombre de la familia de los responsables de esas cartas y sirvió para que durante la Segunda Guerra Mundial las Eden Sisters popularizaran una canción teóricamente escrita por el compañero de Cole Porter (¿…?), la que da título al film.
The Song of Sway Lake, remedios para la falta de cariño


Ollie -Rory Culkin- es el hijo del hombre que se ha suicidado y viaja a la casa de sus abuelos en Sway Lake para hacerse con una grabación de 78 revoluciones por minutos del tema The Song of Sway Lake, que por estar precintado se supone que tiene un valor estimable. Le acompaña un amigo ruso, Nikolai -Robert Sheehan-. Ambos son huérfanos y errantes. Quizá ladronzuelos. No tienen oficio ni lo buscan. El dinero obtenido si encuentran les será suficiente durante una temporada.
Llegados a su destino asaltan la casa como si se tratara de unos okupas y se instalan en ella antes de escuchar algarabía en el embarcadero. Se encuentran con unos jóvenes locales entre los que se encuentran una muchacha de pelo caoba, Isadora -Isabelle McNally-, de la que Ollie se queda prensado. El nieto de los propietarios es muchacho tímido en contraposición a su amigo, un auténtico donjuán como denota esa noche con otras muchachas en un pub.

La sorpresa es que muy pronto se les une Charlie Sway, la abuela -Mary Beth Peil-, quien ha llegado con la intención de vender la casa, aunque los muchos recuerdos que atesora de su vida con Hal -Brian Dennehy- y la belleza del lugar le hace dudar sobre su decisión. De esa forma la película llega a un nudo gordiano debido a las múltiples vías que se abren para su desarrollo. El cineasta y escritor Ari Gold no se detiene en ninguna, con lo que se queda en la zona más plana posible.

Busca sentencias definitivas, como por ejemplo que si no hay palabras queda la música y si no hay música solo existe el silencio. Se exhibe también en la música vintage, manifestando que Fres Astaire no tenía mucha vos pero que sí resultaba muy agradable. Donde no llegan las grabaciones aparece Ethan Gold, hermano del director para valorar las imperfecciones y evocar con sentimiento aquellos discos de piedra de 78 revoluciones por minuto. Con ellos, los viejos tocadiscos que nunca terminaban la última vuelta del surco, un crujido en el que podrías vivir. Solo apto para los muy nostálgicos. Hay que tener una edad avanzada para conocer todos esos detalles.

Nos entretenemos en ello porque es la parte más atractiva del film. Todo lo demás suena a exposiciones sin rematar, como nombres de capítulos por desarrollar. Hay algo evidente en el largometraje, la falta de cariño que desemboca en la soledad. Los dos muchachos que llegan a Sway Lake son huérfanos y se sienten solos. Uno con su retraimiento y el otro que no sabe a ciencia cierta qué es, pero capaz de crearse una familia entre cartas y fotografías. Isabella puede estar con otra persona, pero en ella no encuentra el afecto que sí cree que puede encontrar en Ollie. Incluso la abuela, que echa de menos a su esposo y se aferra a un último tren aún teniendo presente que viaja por una vía muerta.

Hasta Marlena, en la que supone la última actuación de Elizabeh Peña, quien se muestra muy por encima de sus compañeros de reparto. La fiel criada lleva muchos años en casa de Charlie Shaw y por mucho que la señora, muy difícil en el trato y muy suya, le hiera con palabras, sabe que no habrá otro lugar donde pueda ser tan estimada, especialmente por sus comidas. La abuela llega a culparla veladamente de la desaparición del disco, pero ella, aunque contrariada, sigue a lo suyo.

Todo parecía encaminado a una obsesión, la de encontrar esa grabación interpretada por su autor con ciertas deficiencias vocales a la hora de pesar al falsete, lo que podría concederle un mayor mérito. Una excusa tal vez nimia, o muy atrayente con una exposición cuidada a la que se le añadirían esas subhistorias que quedan por narrar. La película deriva hacia un estudio de la pubertad, de la vejrz y del descubrimiento y regreso de la pasión. Sin embargo, todo ellos hay que leerlo entre líneas. Sway Lake será profundo, pero su superficie parece lo suficientemente densa como para que todo se quede en ella.

Fuente: Pedro De Frutos


TOP 10 - Junio
CAPITANA MARVEL
EL REY LEON
NO
PIPPI CALZASLARGAS Y PIPPI CALZASLARGAS 2: AVENTURAS EN EL MAR
PERCY JACKSON Y EL MAR DE LOS MONSTRUOS
X-MEN: FENIX OSCURA
NOSOTROS
LA CASA DE JACK
REC 3: GENESIS
IGNACIO DE LOYOLA
> TOP Junio <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal - Política de privacidad y cookies - Quienes somos
Creative Commons License

Coveralia - 2019
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información