Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"Proyecto Rampage", más grande, más fuerte, más alto

Jueves 26 de abril de 2018, 17:30

Un experimento genético fallido da como resultado que un sumiso gorila de espalda plateada se convierta en un ser agresivo. Un primatólogo, su cuidador hasta ese momento, ayudado por una científica, intentan detener los planes de una empresaria sin escrúpulos, pero otras dos grandes criaturas gigantescas surgen amenazantes.

Los largometrajes basados en videojuegos suelen fallar por definición, y esta película está inspirada en un arcade de 1986 creado por la empresa Midway Games en la que los jugadores, hasta tres, toman el control de monstruos gigantes que han de resistir los ataques de las fuerzas gubernamentales. Se ganaba al destruir toda la ciudad por parte de George, un gorila similar a King Kong, Ralph, un enorme hombre lobo, y Lizzie, un cocodrilo con aires de dinosaurio que recordaba a Godzilla. El juego no pasaba de ser un producto de serie B, al igual que sucede con la película, pero ésta tiene una baza importante a su favor: Dwayne The Rock Johnson.
Proyecto Rampage, más grande, más fuerte, más alto


La sola presencia de este actor, el número uno en recaudación y emolumentos en la actualidad, justifica que esta película haya costado alrededor de ciento veinte millones de dólares, incluidos los 33 pagados a la productora del videojuego, y se haya invertido una cantidad ligeramente superior en promoción y publicidad. El resultado es una elaboración repleta de efectos especiales que no defrauda gracias a su protagonista, que sabe echarse a la espalda con éxito todos aquellos personajes creados para su lucimiento.

Poco importa que se haya respetado más o menos el original o que los efectos visuales alternen hallazgos con secuencias pedestres, puesto que Brad Peyton ha creado un corredor de seguridad en torno a su estrella. No en vano, ya le había dirigido en la segunda entrega de Viaje al centro de la tierra y en San Andreas. La compenetración entre ambos es máxima y saben perfectamente lo que necesitan para enganchar al público. Se puede hacer con esta película la prueba del algodón, porque no engaña. Cinematográficamente, es como un libro abierto. Aunque puede clasificarse como un producto para olvidar, si entras en la sala para verla sin complejos, tampoco defrauda merced a la acción que transmite.

George ha pasado de ser un sosias de King Kong para encarnar un gorila albino o de espalda plateada. No es el héroe de la producción, aunque sea el bueno y muestre unos guiños humorísticos que destacan entre los de su especie. Los honores quedan para el ornitólogo David Okoye, quien le salvó cuando era un bebé de los cazadores furtivos y lo ha cuidado desde entonces. Se comunican a través de signos y se entienden de maravilla. Para el gorila se ha reservado un importante. Si King Kong se hizo célebre escalando el Empire State Building, George no se queda atrás ascendiendo a la Torre Willis –antes Sears Tower-, el edificio emblemático de la ciudad de Chicago y que, durante bastantes años, fue el más alto del mundo con sus 527 metros hasta lo alto de sus antenas.

Un experimento llevado a cabo en el espacio en 1993 con una rata mutada utilizando un sistema llamado CRISPR, o familias de ADN en bacterias, no tiene el éxito esperado. El animal se torna en un ser gigantesco y agresivo, aunque no regresó a la Tierra. De aquella expedición solo regresó la científica Kerry Atkins –Marley Shelton- con tres muestras, las que años más tarde provocarían el crecimiento incontrolado de George, Ralph y Lizzie por culpa de la ambición de Claire Wyden –Malin Akerman-. Al frente de su empresa, pretende lucrarse desmesuradamente vendiendo al ADN de sus hallazgos y para ello cuenta con el respaldo de su hermano Brett –Jacke Lacy-, un tipo débil, inconstante y de pocas luces.

Con la intención de recuperar el estado pacífico de su querido gorila, Okoye se alía con una defenestrada ingeniera genética Kate Caldwell –Naomie Harris-, que en su día trabajó para Claire y que conoce la ubicación del posible antídoto. Comienza el lío. Las fueras paramilitares de los Wyden, dirigidas por Burke –Joe Manganiello- tienen su antagonismo en la figura de Harvey Russell –Jeffrey Dean Morgan-, un agente especial del Gobierno que pasa de detener a Okoye y Kate a convertirse en su conseguidor cuando se presentan problemas.

Lo que viene a continuación es una desmesurada utilización de efectos visuales, con hallazgos notables que se alternan con algunos cromas muy de andar por casa. Las tres muestras que proceden del espacio van a estrellarse en el hábitat de George, en un bosque de Wyoming, cerca de una manada de lobos grises y en el Parque Nacional de Los Everglades, al sur de Florida. Así que ya tenemos al gorila gigante, al lobo enorme que incluso puede volar, y de lo que se sorprende en parte el protagonista, y a una especie de Godzilla que, no se sabe por dónde, llega hasta el río Chicago desde el Caribe. Si se conoce el por qué: la llamada especial de Claire Wyden desde la azotea de la Torre Willis. El resto queda para disfrute o decepción del espectador. Sin prejuicios y con la mente liberada, habrá más complacencia que padecimiento.

Fuente: Pedro De Frutos


TOP 10 - Agosto
DISCOVERY TRAVEL & LIVING: LAS MEJORES PLAYAS
VENGADORES: INFINITY WAR
READY PLAYER ONE
PACIFIC RIM
ANT-MAN Y LA AVISPA
LIGA DE LA JUSTICIA
CARS
RESIDENT EVIL: EL CAPITULO FINAL
HOTEL TRANSYLVANIA 3 UNAS VACACIONES MONSTRUOSAS
STAR WARS VI: EL RETORNO DEL JEDI
> TOP Agosto <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal - Política de privacidad y cookies - Quienes somos
Creative Commons License

Coveralia - 2018
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información