Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"La hora del cambio", a lo mejor la corrupción no es tan mala

Viernes 11 de agosto de 2017, 12:43

En una pequeña localidad de Sicilia están cansados de que su alcalde haga de su capa un sayo, favoreciendo a los suyos y transgrediendo las normas morales. En las nuevas elecciones eligen a un maestro de secundaria intachable que, cuando llega al poder y cumple su programa electoral, incide en que sus convecinos se hastíen de tanta legalidad.

Dice el refrán que más vale conocido que malo por conocer. En Pietranmare, una pequeño pueblo costero de Sicilia los vecinos están hartos de las cacicadas de su alcalde, Gaetano Patané –Tony Sperandeo-. Favorece a los suyos, tiene al pueblo sumido en un caos constante de tráfico, la basura se acumula, la contaminación alcanza grados insoportables y proliferan las construcciones ilegales a cambio de sobornos. Por eso, cuando surge la candidatura de Pierpaolo Natoli –Vincenzo Amato-, un profesor de secundaria recto y totalmente honesto, decanta muy pronto los sondeos a su favor. Máxime cuando el actual regidor es investigado por corrupto.
La hora del cambio, a lo mejor la corrupción no es tan mala


Los protagonistas, sin embargo, son dos concuñados de Natoli que regentan un chiringuito. Se trata de Salvo –Salvatore Ficarra- y Valentino –Valentino Picone- en su cuarto trabajo como directores, guionistas y protagonistas, el quinto en el que han colaborado juntos en este último apartado. Ejercen como si se tratara de dos payasos, el augusto Salvo y el clown Valentino. Apoyan a Patané, a quien hay que votar aunque no se sepa por qué. Lo cierto es que el alcalde actual es un indeseable, por eso triunfa el paladín de la legalidad y la nueva política.

Cuando Natoli accede al cargo, todo empieza a cambiar en Piertranmare. La plaza del Ayuntamiento ahora es peatonal, se construyen carriles para bicicletas, se cierra la fábrica contaminante, se derriban las construcciones ilegales junto al mar y se cierran los negocios que no tienen licencia o no abonan el canon correspondiente para mantenerlos abiertos. El pueblo entreno se vuelve contra el nuevo regidor, al que aún le quedan muchas medidas que adoptar si nos atenemos a su programa. Su popularidad inicial se convierte en animadversión, hasta el punto de falsificar pruebas para acusarle de corruptelas.

Con un arranque muy divertido, la cinta va perdiendo fuerza en cuanto a la comicidad se refiere porque deja de sorprender. Las situaciones son esperadas, aunque se sobrellevan de forma agradable gracias al empeño, fundamentalmente de Salvatore Ficarra, una especie de Marty Feldman a la italiana. No es de extrañar que la cinta fuese un éxito comercial importante en Italia y que esa tendencia se exporte a cualquier país, ya que en la mayoría se padecen historias como las que se nos cuenta en este caso.

Este tipo de producciones suelen contener moralejas y, en este caso, la propuesta pone los pelos de punta. De alguna manera, se insiste en que todos somos corruptos, que a cualquiera de nosotros nos gusta la comodidad y el bienestar aunque tengamos que saltarnos las reglas. Bueno para nosotros aunque sea malo para los demás. Si así fuera, y nadie nos metiese en vereda, ¿para qué cambiar? Esa tesis flota a lo largo del film, aunque está solamente expuesta. No se toma partido y se aboca hacia la fatalidad, como aquellos personajes romanos encarnados por Alberto Sordi, si bien se diferencia en que estos últimos derivaban hacia un final más feliz o esperanzador.

Esa exposición de los hechos, como si fuera una lección de historia sin comentarios de texto es, posiblemente, la mayor decepción de esta apuesta. Comienza fuerte, presentándonos a un Patané que con su sonrisa constante y forzada puede recordar los mejores tiempos políticos de Silvio Berlusconi. También sus pecados de corrupción, aunque en este caso se elude cualquier contacto con el sexo o los regalos importantes. También se refiere a situaciones tremendamente trágicas si se analizan fríamente pero que sirven únicamente para provocar la carcajada, como cuando Salvo conduce por dirección prohibida y obliga a quienes van por buen camino a dar marcha atrás. Otra metáfora en terreno baldío.

Así son algunos líderes políticos, que marchan firmes sin tener en cuenta a los demás o al propio entorno. Peso esas críticas resultan tan veladas como el cambio de bando de los protagonistas o la presión que ejerce la Iglesia representada por el padre Raffaele –Leo Gullotta-. Surgen para provocar el entusiasmo del espectador, y en ningún momento pretenden ejercer como elemento corrector o provocar una llamada de atención que invite a la reflexión. La forma no permite ver el fondo, como los árboles no dejan ver el bosque. De ahí que los efectos de un film que podría ser mucho más ambicioso se queden en una caricatura que busca, ante todo, la comercialidad.

Fuente: Pedro De Frutos


TOP 10 - Diciembre
LIGA DE LA JUSTICIA
ASESINATO EN EL ORIENT EXPRESS (2017)
ALGO MUY GORDO
YO-KAI WATCH: LA PELICULA
ORO
LA GUERRA DEL PLANETA DE LOS SIMIOS
CARS 3
TIERRA FIRME
ATOMICA
DUNKERQUE
> TOP Diciembre <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal - Quienes somos
Creative Commons License

Coveralia - 2017
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información