Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"La (des)educación de Cameron Post", Dios como remedio de la homosexualidad.

Lunes 8 de julio de 2019, 10:44

Después de ser descubierta en actitud muy cariñosa con otra compañera de instituto, Cameron es obligada a instalarse en una institución de carácter religioso. Una vez allí, a base de oración y de indagar en el pasado para averiguar las posibles causas, deberá de superar su inclinación.

Hace poco llegaba a nuestras pantallas la película francesa El creyente, en la que un joven de veintidós años era recluido en una institución religiosa de las montañas para, a base de la oración y el trabajo corporal, superar la drogadicción. En este caso, se nos presenta una cinta norteamericana en la que su protagonista debe superar su homosexualidad.
La (des)educación de Cameron Post, Dios como remedio de la homosexualidad.


Ganadora en Sundance, y destacada con la Espiga de Plata en la SEMINCI de Valladolid, se trata del segundo largometraje dirigido por la neoyorquina de origen iraní Desirée Arkhavan, una cineasta declarada bisexual que presentó su primer trabajo con una historia de ribetes autobiográficos, Una chica de Brooklyn para, a continuación, firmar la serie televisiva británica The Bisexual. En ambas ocasiones firmó sus guiones junto a Cecilia Frugiuele, lo que repite en este caso con la adaptación de la novela homónima escrita por Emily M. Danforth.

Los casos de jóvenes a quienes se intenta rehabilitar en centro cristianos suelen mostrar un patrón genérico. Normalmente encontramos a un protagonista inconformista a las órdenes de una persona rehabilitada, un suicidio y un responsable del centro encorsetado por unas ideas autoritarias de las que no se aparta un ápice. Las premisas se cumplen, aunque hay aspectos que juegan muy a favor de esta producción. Desirée Arkhavan filma con elegancia y pulcritud este pasaje de la huérfana Cameron post, a quien encarna con absoluta solvencia Chloë Grace Moretz en una actuación firme y llena de matices que arrastra al resto del elenco artístico.

Cameron vive un apasionado romance con su compañera de instituto Coley Taylor -Quinn Shephars- y la noche de la fiesta de graduación son sorprendidas practicando sexo por Jamie Dalton Harrod-, el novio de aquella. Motivo más que suficiente como para que la devota tía de la protagonista la interne en God’s Promise el centro educacional dirigido por la estricta doctora Lydia March -Jennifer Elhe- y su hermano, el reverendo Rick -John Gllagher Jr.-, quien superó en día la inclinación homosexual cuando se encontraba en un bar gay.

En paralelo a las clases, cada interno debe de buscar en su interior las cusas de lo que los educadores consideran una desviación, ya sea por inclinación homosexuales o relacionadas con la drogadicción. Cameron comparte habitación con Erin -Emily Skeggs-, quien parece haber superado su lesbianismo y, a pesar de su carácter retraído, se hace amiga de Jane Fonda -Sasha Lane-, criada en una comunidad hippie, y de Adam Red Eagle -Forrest Goodluck-, educado inicialmente por dos padres, aunque uno de ellos se convirtió posteriormente al cristianismo. Ellos fuman a escondidas y disponen de una pequeña plantación de hierba en un bosque adyacente.

Nada puede hacer olvidar a Cameron su relación con Coley, quien no fue castigada de idéntica forma. Piensa que ella es perfecta, aunque su amiga se atribuya a sí misma de haberla incitado a su relación. Tiene sueños húmedos con la que hasta el momento es su gran amor, y hasta con una de las educadoras. Está claro que, por mucho que pretendan los responsables de la institución, Dios no parece el remedio infalible contra la homosexualidad. Al menos, no como se plantea en el interior de ese edificio.

El drama se desarrolla con ribetes de tristeza. En ningún momento hay distensión salvo si consideramos las relaciones sexuales que reconfortan a Cameron Post. Está claro que todos los internos quieren salir de allí. La protagonista se lo pide a su tía, que hace oídos sordos, y el padre de otro alumno, Mark -Owen Campbell- no lo considera apto para regresar a casa porque puede dañar sus sentimientos y su reputación. Quedan pocas opciones, pero cada cual sigue fiel a sus vicios y a sus deseos sexuales. Los métodos no son, por tanto, los más adecuados por mucho que se intenten apoyar en un psicoanálisis barato que dista de estar dirigido por auténticos profesionales. Corre el año 1993 y la sociedad era mucho menos permisiva que la actual. De ahí que nadie pueda escandalizarse por la situación planteada en la película.

Fuente: Pedro De Frutos


TOP 10 - Julio
CAPITANA MARVEL
CEMENTERIO DE ANIMALES
SOLO PARA ADULTOS
DISOBEDIENCE
SIMBAD Y LA PRINCESA
NO
WALT DISNEY TESOROS: LOS MEJORES CORTOS ANIMADOS
70 BINLADENS
ATRAPADOS EN CHERNOBIL
FOCUS
> TOP Julio <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal - Política de privacidad y cookies - Quienes somos
Creative Commons License

Coveralia - 2019
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información