Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"Ha nacido una estrella", drogas, alcohol y country

Miercoles 10 de octubre de 2018, 11:33

Una estrella de la música conoce accidentalmente a una cantante y compositora con notables dotes artísticas. Se enamora de ella y le hace salir al escenario en uno de sus conciertos, lo que significa el inicio de una exitosa carrera en el momento en que estaba dispuesta a abandonar sus sueños.

Desde 1937, cuando William Wellman coescribió el guion original, cada veinte años, más o menos, hemos asistido a un remake de este título. Esta vez ha pasado el doble de tiempo, desde que Barbra Streisand y Kirs Kristofferson se enamorasen en la pantalla. La espera ha merecido la pena. Bradley Cooper debuta tras las cámaras y se reserva el personaje central al tiempo de respaldar en parte una producción que sigue los pasos, aunque no la mejora, de la mejor versión estrenada hasta ahora, la de George Cukor en 1954, con Judy Garland como principal reclamo. Además, aporta una dosis de originalidad que confirma su talento.
Ha nacido una estrella, drogas, alcohol y country


La historia es bien conocida. En este caso es Jackson Maine –Cooper-, quien inicia la proyección cantando Black Eyes ante miles de fans entregados en un gran auditorio. Alcohol y drogas acompañan el buen sonido de su guitarra y su reconocible voz. Concluido el show, quiere seguir bebiendo y el único lugar abierto que encuentra a esas horas es un garito donde, una vez a la semana, las drags queen y los transformistas llenan el escenario. La única excepción es Ally –Lady Gaga-, una muchacha talentosa que trabaja en un restaurante y que interpreta su propia versión de La vie en rose, siempre estimulada por su buen amigo Ramón –Anthony Ramos-.

Jackson queda impresionado por la voz de Ally. Le pide que le acompañe y pasan la noche juntos comiendo, bebiendo y hablando. Wolfie –Michael Harney-, el conductor de la limusina del popular cantante, aguarda en el domicilio de la chica al día siguiente. Quiere que vaya a un concierto de su jefe. Al verla, Maine, según palabras de su hermano y gerente Bobby –Sam Elliot- efectúa una de sus mejores actuaciones, tanto como guitarrista como vocal. Se inicia un incontestable idilio que demuestra la pasión de uno por la bebida y la capacidad de ella para componer y cantar. El día que él la reclama en el escenario para interpretar una de sus composiciones comienza una meteórica carrera conducida por Rez -Rafi Gavron-, férreo productor y manager.

Lo que sigue es un descenso a los infiernos y una subida irrefrenable al estrellato. Lady Gaga demuestra sus valiosas dotes como actriz. Debajo de la parafernalia de su puesta en escena como intérprete musical hay mucho más, y su carrera en el cine puede ser dilatada a tenor de lo que ofrece en este film. No se queda atrás Bradley Cooper. Su actuación es formidable pero ya conocíamos su potencial ante las cámaras. Lo que nos sorprende es capacidad domo director. Las secuencias de las actuaciones en vivo van más allá de un simple oficio. Suponemos que, al igual que su estrella femenina, después de esta película podrá hacer poco más o menos lo que quiera.

La primera hora de proyección es magnífica, de gran calidad. A partir de ahí se enreda, enroscándose en un argumento previsible y alargado en exceso, incluso con algunos personajes con demasiado protagonismo, como el padre de Ally –Andrew Dice Clay- y sus amigos. Se mantiene el buen tono, especialmente por el compromiso de los actores y la buena aportación que lleva a cabo el director de fotografía Matthew Libatique. Colabora igualmente la música, con un ramillete de buenas canciones y adaptaciones conseguidas, entre las que figuran Pretty Woman y Somewhere over the rainbow. Bradley Cooper continúa con su buen pulso narrativo, aunque la fe que demuestra en las secuencias de actuación se prolongan, tal vez no tan adecuadamente, en otros momentos dramáticos.
La elección de canciones es más que interesante, permitiendo el lucimiento vocal de Lady Gaga, menos en el caso de su pronunciación en francés, y el gusto interpretativo, con muchos menos alardes, del protagonista. El country más actual se enseñorea de la pantalla, pero hay un punto muy a favor en esta puesta en escena: la aportación de la guitarra. Hay unos solos que elevan la nota del conjunto, así como unos rasgueos, sobre todo en el tema que hizo popular Roy Orbison, casi magnéticos. En esa recta final hay otro aspecto que desdibuja la gran aportación de su responsable máximo. Aunque la protagonista siempre es la estrella de esta narración; esto es, debiera ser Lady Gaga, Bradley Cooper le roba demasiados planos. Con una actuación brillante, sí, pero demasiado parcial cuando tenemos en cuenta que también es productor y el director del film.

Fuente: Pedro De Frutos


TOP 10 - Diciembre
NO
LOS INCREIBLES 2
HASTA EL ULTIMO HOMBRE
VENOM
JURASSIC WORLD
TRANSFORMERS
PREDATOR
HARRY POTTER Y LA PIEDRA FILOSOFAL
HULK
TODOS LO SABEN
> TOP Diciembre <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal - Política de privacidad y cookies - Quienes somos
Creative Commons License

Coveralia - 2018
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información