Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"En tiempos de luz menguante", tres generaciones en la RDA

Miercoles 6 de junio de 2018, 11:17

Un hombre adicto al régimen de la RDA cumple noventa años y como en cada aniversario es agasajado por la familia, los vecinos y los camaradas del partido. Corre el año 1989, pocas semanas antes de la caída del Muro de Berlín. El hijo del patriarca no se atreve a decirle que su nieto preferido se ha pasado al lado occidental.

Si hay una novela que nos ayude a comprender la historia de la República Democrática de Alemania es la primera narración en prosa de Eugen Ruge, publicada en 2009. Nos presenta a tres generaciones y, por medio de varios capítulos, narra la historia del país. Recurre a episodios sucedidos entre 1952 y 1995, el viaje a México del nieto en 2001 y el nonagésimo cumpleaños del patriarca, quien también se encontraba junto a su esposa en el país americano mientras en Europa se repartían los cargos sin ningún decoro.
En tiempos de luz menguante, tres generaciones en la RDA


La adaptación cinematográfica de Matti Gesschonneck, demasiado televisiva, se centra en el episodio del cumpleaños de Wilhelm Powileit –Bruno Ganz-. No hay flashbacks, solo evocaciones de lo que pasó con anterioridad. Ese es un mérito del guionista Wolfgang Kohlhasse, cuya transposición para el celuloide es mucho más acertada que el del cineasta responsable del film, quien utiliza colores templados pese al gélido ambiente y al evidente desmoronamiento del entorno. Una vez más, el macrocosmos y el microcosmos caminan de la mano. El Muro de Berlín caerá a las pocas semanas. Un derrumbe semejante al de la familia protagonista.

El inicio nos lleva al medio rural. Distintas postales, incluidas los de un abandonado campo de concentración y un convoy supuestamente militar. Es la única concesión fuera de la ciudad desierta, especialmente al caer la noche. La quema de las hojas de la patata nos advierten de que estamos metidos de lleno en el otoño, cuando los días son más cortos. La luz es menguante. Metáfora de la familia protagonista del relato y la actualmente extinta RDA. Kurt Umnitzer –Sylvester Groth- es el hijo de la actual esposa de Wilhelm, Charlotte –Hildegard Schmahl-. Va a visitar a Sascha –Alexander Fehling-, su primogénito.

El joven vive en un piso abandonado, sin apenas comodidades y ambos salen de noche en busca de un restaurante, aunque solo pueden encontrar un puesto de comida rápida. Kurt intenta convencer al nieto favorito de Wilhelm de que no falte al cumpleaños del abuelo. Ha de montar la mesa en la que se instalará el catering, El nombre del mueble, en alemán, tiene una pronunciación parecida a nazismo. En realidad, todo el guion está salpicado de lecturas entre líneas. Por ejemplo, esa precipitación del sistema hacia el abismo se evidencia también en la familia, e incluso a pequeña escala en el propio Wilhelm, cuya privilegiada cabeza le está empezado a jugar malas pasadas. No las suficientes como para repetir insistentemente lleva esas verduras al cementerio con respecto a las flores con las que le obsequian. Ya tiene lo suficiente del Partido.

Charlotte muestra idéntica firmeza que su marido, quien tiene tiempo para recompensar y agradecerle los servicios de todo tipo a Lisbeth –Gabriela Maria Schmeide-. Sascha ha abandonado a su esposa y a su hijo Markus, mientras que Kurt visita a Vera, una buena amiga de su alcohólica esposa Irina –Evgenia Dodina-, una mujer rusa con la que compartió diversas peripecias tras haber pasado por un campo de concentración. En cada generación, los varones se alejan paulatinamente del sistema de gobierno. El patriarca lo ha dado todo por los suyos y ellos le honran por eso. Su hijo aparece más aburguesado, mientras que el nieto mayor llama a sus padres para comunicarles que se ha pasado a la parte occidental.

Wilhelm monta la mesa y lo hace sin cariño. Expulsa de su casa a un matrimonio cuyo hijo ha huido a la otra parte de Berlín, advirtiéndoles de que quien pierde a los niños, pierde el futuro. Será Markus quien provocará la caída de la mesa, del muro, del régimen… Los personajes transmiten más por sus actos que por sus propias palabras. Mientras el guion está perfectamente encajado y se deja muy poco al azar, los diálogos no son tan brillantes, por la irregularidad que nos ofrecen. Eso obliga a que las actuaciones sean más contenidas y no se extraiga el jugo debido a un reparto eficiente.

El drama propuesto es serio y convincente. Hay recuerdos al horror generado en la antigua URSS, aunque siempre a través de las palabras. El original literario es magnífico y la adaptación está hecha con rigor aunque se centre en uno solo de sus capítulos. Sin embargo, la exposición resulta distante. Hay pocos envites a la emoción porque la mirada es lejana, casi como ausente. Parece que el responsable del film desea mostrarse demasiado aséptico. Como si no quisiera que se le notase el más mínimo sentimiento a favor o en contra del asunto que está tratando.

Fuente: Pedro De Frutos


TOP 10 - Junio
LAS AVENTURAS DE SUPER MARIO BROS VOLUMEN 3
DEADPOOL 2
GORRION ROJO
ASTERIX Y OBELIX MISION CLEOPATRA
JURASSIC WORLD
12 VALIENTES
SAINT SEIYA LOS CABALLEROS DEL ZODIACO I
NATIONAL GEOGRAPHIC: EL INCREIBLE CUERPO HUMANO
MILIKI: HABIA UNA VEZ...
MICHAEL JACKSON MOONWALKER
> TOP Junio <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal - Política de privacidad y cookies - Quienes somos
Creative Commons License

Coveralia - 2018
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información