Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"El viaje", la vía del diálogo

Martes 5 de diciembre de 2017, 12:43

En el año 2006, bajo la intermediación del Primer Ministro británico Tony Blair, las dos facciones rivales del Ulster se reunieron en Saint Andrews para buscar una vía de diálogo al conflicto. Durante una hora, en un supuesto viaje, los líderes del IRA y del Unionismo de Irlanda del Norte viajaron juntos y encontraron un punto en común.

Seguramente, si algún cineasta español elucubrase en tono de comedia dramática, el encuentro forzado de dos líderes políticos enfrentados desde treinta años atrás sin que en ese período hubiesen cruzado una sola frase, me habría sentido indignado o, cuando menos, descontento. El error es tomarse esta propuesta como si los hechos narrados estuviesen basados en los sucesos reales. El viaje que narra la película es posible que nunca hubiera tenido lugar, ni tampoco las circunstancias ni toda la parafernalia que lo rodearon.
El viaje, la vía del diálogo


Para disfrutar de esta puesta en escena de Nick Hamm, hay que liberarse de prejuicios. Pensar que se trata únicamente de una ficción absoluta que tiene su precedente en The Queen y que bien podría haber sido una obra de teatro de alto contenido dramático. El responsable de The Hole, nacido en Belfast, ofrece un pasaje altamente improbable en la realidad que desembocó en la pacificación de su país, acontecida en 2006, y que terminó con la presidencia del Ulster para el reverendo Ian Pasley y la vicepresidencia para Martin McGuinness, representante del IRA, o Ejército de Liberación Irlandés. Seguidamente, estos dos hombres que en treinta años no se habían intercambiado un triste saludo, se convirtieron en uña y carne y fueron conocidos como el Dúo Risitas.

Tomemos el film tal y como es, en la distancia, y considerándolo un ejercicio de ficción. Como Diplomacia que, bajo las órdenes de Volker Schlöndorff, nos presentó a André Dusollier y Niels Arestrup decidiendo la retirada de los nazis de París, según la obra teatral de Cyril Gely. El diálogo soluciona casi siempre los conflictos y a él se debe recurrir antes que tomar decisiones que no permitan la vuelta atrás. Eso es lo que pensó Tony Blair –Toby Stephens- con respecto al conflicto de Irlanda del Norte. Si en el encuentro de las dos facciones irreconciliables, bajo su intermediación, no se llegaba a una solución, el problema se enquistaría durante muchos años más sin que tuviera visos de arreglo. Los asesinatos del IRA y la intolerancia de los unionistas castigaban enormemente el país.

El reverendo Ian Pasley –Timothy Spall-, encabezaba en Saint Andrews el grupo protestante, junto a su hijo –Barry Ward. Por la otra parte, la cabeza visible era Martin McGuinness –Colm Meany-, secundado por Gerry Adams –Ian Beattie-. La situación parece insostenible hasta que Pasley sostiene que debe de tomar un avión para llegar a Belfast esa misma tarde porque celebra sus bodas de oro. La última vez que dijo sí a algo, comentan. McGuinness sostiene que debe acompañarlo por motivos de seguridad, ya que al ir juntos los dos líderes se eliminarías las posibilidades de un atentado o el lanzamiento de un misil.

Las condiciones atmosféricas no son buenas y se recomienda que el avión salga de Glasgow. Hay una hora de camino y un experto y recuperado funcionario del MI5, Harry Patterson –John Hurt-, junto a Kate Elgar –Catherine McCormack-, idea un sistema de escuchas a través del chófer, Jack –Freddie Highmore-, un agente camuflado. Si entre ambos líderes no llegan a una solución pacífica la reunión sería un fracaso.

Con una hora de película por delante, nos imaginábamos a los dos líderes dando vueltas sesenta minutos en un automóvil en un ejercicio cinematográfico que se nos antojaba difícil. Nick Hamm consigue, de forma inteligente, que los dos protagonistas salgan del vehículo e incluso paseen. Por fin se rompe el hielo y ambos personajes comienzan a comunicarse, alternando distensión con dramatismo, alguna sonrisa y muchas acusaciones mutuas. Para ello, se nos presenta a un McGuinness más histriónico y nervioso, mientras que la radiografía del hierático Pasley, con su personalísimo tono de voz y su remarcada dentadura parece más ajustada a la realidad.

Ambos permiten a sus respectivos actores una actuación con mayúsculas, especialmente en el caso de Timothy Spall. La propuesta supone un ejercicio que podría recordar, salvando las distancias, a La huella, por el juego del gato y el ratón entre los dos líderes, o incluso a Enemigo mío. Volvamos al principio. A abstraernos de que se trata de una licencia acerca de la posible realidad. Consideremos nos rivales aparentemente irreconciliables y su forma de llegar a un entente. Con diálogos medidos y situaciones elevadas, como cuando Pasley le pido a McGuinness que se disculpe por la muerte del IRA aunque sea solamente en privado. Le pone a prueba y el revolucionario sale airoso. Todo el reparto funciona, incluido John Hurt en uno de sus últimos papeles, con la salvedad de Toby Stephens, que se parece más al ex ciclista Pedro Delgado que a Tony Blair, a quien se representa como un líder no demasiado convincente.

Fuente: Pedro De Frutos


TOP 10 - Diciembre
LIGA DE LA JUSTICIA
ASESINATO EN EL ORIENT EXPRESS (2017)
ALGO MUY GORDO
ORO
YO-KAI WATCH: LA PELICULA
LA GUERRA DEL PLANETA DE LOS SIMIOS
CARS 3
TIERRA FIRME
ATOMICA
LA HISTORIA INTERMINABLE
> TOP Diciembre <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal - Quienes somos
Creative Commons License

Coveralia - 2017
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información