Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"El otro guardaespaldas", otros dos tipos condenados a entenderse

Viernes 25 de agosto de 2017, 12:16

En otro tiempo, Michael Bryce pudo haber sido el mejor guardaespaldas del mundo, pero cayó en desgracias por no haber podido proteger a su cliente. Si quiere recuperar su buen nombre ha de proteger a un asesino a sueldo que debe testificar en un juicio contra un dictador, y con el que tuvo sus diferencias en el pasado.

Algo tienen las películas protagonizadas por guardaespaldas que terminan funcionando muy bien en taquilla. Debe ser ese aire de reivindicación con cierto sabor a venganza de western. No nos engañemos, porque este tipo de producciones casi siempre nos presentan a un tipo caído en desgracia que termina sobresaliendo por una heroicidad. El drama y la acción suelen ser los terrenos más abonados, aunque hay excepciones, como en este caso, en el que hay lugar para la comedia, otorgándole muchas papeletas para convertirse en uno de los títulos más refrescantes de este verano que se va alejando en el calendario y permanece impávido a tenor de las temperaturas.
El otro guardaespaldas, otros dos tipos condenados a entenderse


El responsable de la tercera entrega de Los mercenarios, el británico Patrick Hughes, se ha encargado de dirigir esta propuesta centrada en dos actores carismáticos, Ryan Reynolds y Samuel L. Jackson. La química entre ambos y su atractivo en la pantalla emergen como pilares fundamentales sobre los que se asientan las bazas de este largometraje. Nuevamente, dos tipos de diferente pelaje están condenados a entenderse. Han de hacerlo por el bien común y el suyo propio. También un poco por sus chicas, pero ante todo por satisfacer su ego y recuperar el prestigio perdido.

Michael Bryce –Reynolds- era un acreditado guardaespaldas hasta que resulta abatido un traficante de armas japonés al que debía proteger. Dos años más tarde se encarga de casos de poco relieve, como esos detectives privados estereotipados que tienen un chiringuito cutre en el que reciben a personas que desconfían de sus respectivas parejas. Mientras tanto, el dictador de Bielorrusia, Vladislav Dukhovich –Gary Oldman-, será juzgado por la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, acusado de crímenes de lesa humanidad. Hay un testigo clave al que se debe proteger para condenarle, y no es otro que Darius Kincald –Jackson-, un notable sicario que acepta declarar para que su novia Sonia –Salma Hayek- sea liberada de la prisión de Ámsterdam en la que se encuentra confinada.

El subdirector de la Interpol, Jean Foucher –Joaquim de Almeida, encarga la escolta de Kincald a un equipo encabezado por Amelia Roussell –Elodie Yung-, ex novia de Bryce y a quien éste la acusa de la muerte de Kurosawa, el oriental asesinado que causó el hecho de que su carrera se despeñase. Cuando el convoy es atacado y los únicos supervivientes son Amelia y el propio Kincald, ella tiene la sospecha de que algún miembro del cuerpo está obstruyendo a la justicia, por lo que piensa en alguien que está totalmente fuera de ese juego y que sea lo suficientemente bueno para depositar su confianza. Michael Bryce tiene muchas razones para no aceptar el encargo. Por su ex novia y por las diferencias que tuvo con Kincald en el pasado, pero la posibilidad de lavar su nombre es una opción que le satisface.

Lo que sigue es convencional. Los dos protagonistas masculinos pasan de la enemistad a salvarse la vida mutuamente entre persecuciones, disparos y secuestros. Sin que haya nada nuevo bajo el sol, la cinta es entretenida y sus golpes de humor funcionan en ocasiones, lo que añade efectividad al conjunto. Sin embargo, podría haber sido bastante mejor si el guion fuese más esmerado y la puesta en escena de Patrick Hughes más talentosa. Probablemente, sea su mejor película, dado que sabe moverse con soltura en las secuencias de acción, pero no llega al notable. Cuenta con un buen reparto, pero no le saca el mejor partido. Los diálogos son manifiestamente mejorables y los actores se entregan con profesionalidad. Poco más.

La química entre Reynolds y Jackson pasa por momentos buenos y otros que no lo son tanto, dejando a Salma Hayek un buen trozo de protagonismo en ese apartado. El equívoco cartel promocional también exigiría una revisión a fondo. Al contrario que su más que aceptable banda sonora, en la que Atli Örvasson se lleva la palma pero en la que encontramos temas de Chuck Berry, Lionel Ritchie, entre otros, y al propio Samuel L. Jackson responsabilizándose de un blues: Nobody Gets Out Alive.

Fuente: Pedro De Frutos


TOP 10 - Agosto
DISCOVERY TRAVEL & LIVING: LAS MEJORES PLAYAS
VENGADORES: INFINITY WAR
ANT-MAN Y LA AVISPA
LOS INCREIBLES 2
READY PLAYER ONE
NARUTO EPISODIOS 1-5
LIGA DE LA JUSTICIA
MEGALODON
PACIFIC RIM
EL REDENTOR
> TOP Agosto <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal - Política de privacidad y cookies - Quienes somos
Creative Commons License

Coveralia - 2018
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información