Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"Despido procedente", la vida es un tango

Lunes 3 de julio de 2017, 10:16

Un ejecutivo de una multinacional indica mal la dirección de una calle a un viandante. Desde ese momento, este último se convertirá en su peor pesadilla. Tanto, que llega a acosarle pidiéndose una indemnización e, incluso, la renuncia a su trabajo. Además, deberá competir con un compañero para salvaguardar su empleo.

Cuando estén secas las pilas/ de todos los timbres/ que vos apretás/Buscando un pecho fraterno/ para morir abrazo/Cuando te dejen tirao… Así cantaba Gardel en Yira, yira. Frases que podrían servir para ilustrar las vivencias de Javier -Imanol Arias- en la segunda propuesta cinematográfica del cineasta argentino afincado en España Lucas Figueroa, responsable igualmente del guion. Se trata de un ejecutivo de una multinacional que vive en Buenos Aires y está a punto de ser ascendido a consejero de la empresa para deleite de su novia Cristina –Paula Cancio-.
Despido procedente, la vida es un tango


La cinta se anuncia como un duelo interpretativo en entre Arias, Darío Grandinetti, que incorpora el personaje de Rubén, y Hugo Silva, a quien le corresponde el papel de Sam. Tres hombres muy diferentes pero unidos por semejante denominador común, la ambición. Sin embargo, ambos muestran actitudes muy diferentes para lograr su propósito; es decir, cada uno posee un trasfondo muy diferente.

Cuando Javier, un español que trabaja en Buenos Aires, indica mal la dirección de una calle a un desconocido, que no es otro que Rubén, a la puerta de su trabajo, ve como este personaje le acosa a cambio de dinero. Un chantaje que tiene su cénit cuando solicita que renuncie a su empleo. El transeúnte se convierta de esta manera en un chantajista, tanto emocional como literal, en busca de compensación por haber llegado tarde a la cinta y haber perdido el empleo.

Para entonces, el protagonista ya le ha transmitido a Cristina la petición de que se convierta en su esposa y que será ascendido a miembro del consejo. No contaba con que la crisis golpea indiscriminadamente, sin tener en cuenta razas ni situación económica. Para colmo, tendrá que vérselas con Sam, un auténtico donjuán, dispuesto a conquistar a Cristina y a pasar por encima de quien sea con tal de subir peldaños en la empresa. Javier tiene un pasado que le atormenta, el de un hombre al que despidió cuando trabaja en España y que terminó quemándose a lo bonzo ante la escasez de expectativas. Rubén va a lo suyo, dispuesto a recaudar una suma importante de dinero para que su hijo Guido –Juan Grandinetti-, condenado de por vida a una silla de ruedas, pueda montar su propia empresa basada en una propuesta revolucionaria.

El punto de partida es atractivo. Es interesante el hecho de que un alto ejecutivo se vea acosado por un viandante que perdió un empleo con expectativas por indicarle mal una dirección. Pero las buenas intenciones y el interés se terminan ahí. Después de que conocemos a Eduardo –Luis Luque-, el vigilante jurado de aceptables sentimientos, preferiblemente con un buen dinero por delante, y su amigo Raulito –Tomá Pozzi-, experto en informática. También se nos presenta al jefe de recursos humanos –Miguel Ángel Solá- y a Marita –Valeria Alonso-, secretaria de Javier, enamorada de su jefe y que por las noches participa en carreras ilegales gracias a su Taunus tuneado. Con peores o mejor intenciones, con un fondo personal más o menos irreprochable, cada cual quiere cumplir su venganza o conseguir el objetivo que hasta ahora le ha negado la vida.

La existencia, al fin y al cabo, es como un tango, lleno de idas y venidas, amor y desamor. La meta propuesta para todos los personajes de la película está cerca, prácticamente al alcance de la mano, aunque para algunos el camino sea mucho más espinado. Lucas Figueroa se complica lo menos posible. Poco le importan los errores de raccord, ni las incongruencias de un guion cuyo naufragio va a peor conforme avance el metraje. Las situaciones no están hilvanadas. Simplemente, se saltan a la torera las normas más elementales de la lógica. El conjunto se precipita en una deriva en la que resulta muy complicado definir si nos enfrentamos a una comedia que, en realidad, es un drama tamizado por un supuesto thriller, o viceversa. Su autor logró entrar en el Guinness por haber firmado el cortometraje más premiado de la historia. Escribir, producir y dirigir un largometraje es otra cosa muy distinta.

En teoría, tendríamos que haber asistido a un duelo interpretativo entre tres actores, que por unas u otras razones, gozan de prestigio y popularidad. El de Hugo Siilva es demasiado estereotipado como para tenerlo en cuenta, el de Imanol Arias resulta plano y hasta predecible, el de Darío Grandinetti es el más interesante y el argentino sabe buscarle recovecos para ensalzarlo. Lo demás, incluida una partitura facilona y demasiado dispuesta a subrayar las imágenes, se reduce a los despojos de una buena idea que no se ha sabido desarrollar ni rematar.

Fuente: Pedro De Frutos


TOP 10 - Septiembre
ALIEN COVENANT
CORTOS CLASICOS DISNEY
BARRY SEAL: EL TRAFICANTE
LA NIEBLA Y LA DONCELLA
EL SUEÑO DE LA MUERTE
LA JOYA DE LA CORONA
PIRATAS DEL CARIBE: LA VENGANZA DE SALAZAR
LA TRILOGIA BOURNE
CUANTO MAS GRANDE, MEJOR
PITFALL
> TOP Septiembre <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal - Quienes somos
Creative Commons License

Coveralia - 2017
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información