Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"Cuando yo no esté", cosas que hacer cuando me haya ido

Jueves 15 de noviembre de 2018, 09:48

Un matrimonio, padres de dos hijos, se instala en la felicidad hasta que a ella le diagnostican un cáncer que, con el paso del tiempo, se convierte en incurable. Antes de fallecer, la mujer intentará dejar todo preparado para asegurar el mayor bienestar posible a su familia.

Después de una comedia negra convencional y poco trascendente como Secretos de familia, el cineasta británico Niall Johnson ha dirigido su propia adaptación de una historia real. Aunque aparezca como responsable único de la historia, los hechos están basados en las vivencias de St. John Greene, quien las reflejó en un libro. Relata en su novela autobiográfica, Mum’s List, la vida junto a sus dos hijos y su esposa, fallecida prematuramente como consecuencia de un cáncer de pecho que presentó más complicaciones de las previstas. Curiosamente, el responsable del film y el del texto escrito son vecinos de la misma localidad, Clevendon, en Somerset.
Cuando yo no esté, cosas que hacer cuando me haya ido


Kate Greene -Emilia Fox- quiere dejar todo atado antes de su muerte. Por ello deja una serie de citas y consejos, preferentemente dirigidos a su esposo, Singe -Rafe Spall- y a sus hijos, con objeto de hacerles la vida más fácil cuando ella no estuviese a su lado. Un paso más con respecto a la historia que en su día nos legó Isabel Coixet, Mi vida sin mí -2003-. Basada en un cuento de Nanci Kincaid, la protagonista llegaba, incluso, a preparar a una mujer para que se convierta en la nueva pareja de su esposo, al tiempo que se hiciera cargo de sus dos hijas.

Evidentemente, un relato de estas características conlleva mucha tristeza. Son historias dolorosas que necesitan suavizarse con secuencias de distensión que desembocan en ternura o en melodrama incontrolado. La propuesta de Niall Johnson no es ajena a estas premisas. Se inicia con Singe y sus dos hijos. El padre da dos besos a los pequeños. Su esposa se lo había dejado escrito. Desde ese momento se alterna los flaschbacks con los momentos actuales. Coexisten secuencias esperanzadoras con otras que advierten de un fin inevitable y trágico.

La descripción de una enfermedad terminal suele ir de la mano de una espiral dramática y una degradación dolorosa, Este film lo palía con los constantes saltos en el tiempo, fundamentados en los recuerdos de su protagonista masculino. Todo a su alrededor le recuerda a ella, desde el dormitorio a cualquier rincón de la sala de estar. Cada esquina resulta evocadora y sirve para plasmar cualquier momento vivido, ya sea agradable o todo lo contario. Eso no significa que se obvie la enfermedad en una familia especialmente atacada, ya que uno de sus hijos se recuperó previamente de un cáncer cuando únicamente le concedían un seis por ciento de posibilidades de supervivencia.

Esa circunstancia, y el hecho de que los primeros diagnósticos fueses optimistas, da pie al matrimonio a soñar con una recuperación sin sufrimiento. Por el contrario, cualquier paso hacia adelante se convierte en un retroceso. El cuerpo de Singe rechaza las prescripciones médicas, e incluso la quimioterapia no surte efecto. Paulatinamente, las esperanzas se van perdiendo hasta que no quede el más mínimo atisbo de ellas. El fatal desenlace será inminente. Por eso decide dejar por escrito sus deseos y sus memorias. En total, un centenar de consejos con tal de que sus hijos no la olviden y de que su esposo la sienta cerca. Por eso la ven en cada lugar, desde en una nube a cualquier habitación de su vivienda.

El hilo conductor se fija únicamente en los personajes centrales. Desconocemos el modo de vida de sus protagonistas a excepción de las consecuencias que podamos extraer de la decoración de su casa, su automóvil o el colegio de los chavales. No sabemos el oficio ni el beneficio de Singe, ni tampoco lo que sucede con otros personajes que aparecen y desaparecen a voluntad, como los padres de Kate. La propuesta favorece el esquematismo del guion, que basa toda su fortaleza en la alternancia de imágenes agradables o profundamente tristes.

Hay algo evidente. Cuando vayamos a ver esta película necesitaremos una sábana para hartarnos a llorar. Nos emocionaremos con las vivencias de la pareja protagonista y con lo que ocurre después de la penosa enfermedad. Dado el devenir de la historia se nota un loable esfuerzo por sacar a flote virtudes como la esperanza. Todo parece demasiado bueno y bonito salvo la enfermedad de su protagonista femenina. Los niños, Reef -William Stagg- y Finn -Matthew Stagg- son como ángeles. Ni una sola palabra, ni un mal gesto. Al igual que su padre, el hombre prácticamente perfecto.

Fuente: Pedro De Frutos


TOP 10 - Octubre
AFTER, AQUI EMPIEZA TODO
EL CUERPO HUMANO VOLUMEN 4: ADOLESCENCIA LA REBELION HORMONAL
EL LIBRO DE LA SELVA
FAHRENHEIT 9/11
SPIDER-MAN LEJOS DE CASA
SPIRIT: EL CORCEL INDOMABLE
DOS CHALADOS Y MUCHAS CURVAS
COCODRILO DUNDEE EN LOS ANGELES
FREQUENCY
EL GIGANTE DE HIERRO
> TOP Octubre <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal - Política de privacidad y cookies - Quienes somos
Creative Commons License

Coveralia - 2019
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información