Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"Conociendo a Astrid", el nacimiento de Pippi Calzaslargas

Jueves 28 de marzo de 2019, 10:12

Astrid Lindgren fue la creadora de Pippi Calzalargas y este biopic es una aproximación a su azarosa vida desde que entra a trabajar en una publicación local. Nacida en el seno de una familia profundamente cristiana, tuvo que hacer frente a los suyos y a una sociedad de valores retrógrados en su Suecia natal.

Según parece, la autora sueca Astrid Lindgren creó a Pippi Calzaslargas (Pippi Lagstrump) mientras su hijo de siete años estaba aquejado de una afección pulmonar en 1941. Dos años después, mientras convalecía de una fractura en su pierna, escribió las aventuras de aquella niña traviesa, pelirroja y de reconocibles trenzas, como parece ser que ella lucía en su adolescencia. Al menos, su paso de niña a mujer se demuestra con el corte de pelo que deja atrás sus coletas.
Conociendo a Astrid, el nacimiento de Pippi Calzaslargas


La película es una aproximación a su creadora. Encontramos apuntes de su biografía, pero escasas evidencias. Incluso su matrimonio con Sture Lindgren -Björn Gustaffson- se deja entrever más que se certifica. El hijo de la protagonista representó una piedra angular para su creación literaria, y ese es el eje de un melodrama que se mantiene vivo con eficacia gracias a una puesta en escena ortodoxa, aun a pesar de la cámara al hombro, que entronca con un cine tradicional, correcto y sólido. Reforzado, además, por una buena interpretación colectiva donde destaca Alba August en su primer papel protagonista. Incluso, está por encima de su personaje, diseñado con especial mimo por su responsable, Pernille Fisher Christensen.

El cineasta, que nos había legado cuatro largometrajes anteriores de suficiente interés, supera en este caso a sus trabajos anteriores, adentrándose en una época en la que en su país la Iglesia evidenciaba una gran fortaleza y la legislación vigente castigaba el adulterio con fuertes multas e, incluso, con penas de cárcel. Astrid formaba parte de una familia numerosa en la que su padre -Magnus Krepper- tenía arrendados terrenos de la parroquia para su explotación. Su madre, Hanna -Maria Bonnevie-, tenía suficiente trabajo con atender la casa.

Cuando el editor de la publicación Vimmerby decide contratar a la protagonista después de haber destacado una de sus redacciones, Astrid ve una posible salida hacia la independencia, si bien sus progenitores no le eximen por ello de ayudar en las tareas del campo. Inicialmente escribe esquelas o noticas referidas a bodas o nacimientos, pero al tanto de su valía, Reinhold Blomberg -Henrik Rafaelsen- le encarga proyectos de mayor envergadura o más profesionales.

El hombre pasa por una situación afectiva delicada. Tiene hijos con una esposa de la que quiere divorciarse, aunque ella no está dispuesta a firmar la separación. Mucho menos cuando corre el rumor de que es el responsable de que Astrid haya quedado embarazada. Habladurías que son ciertas y que provocan la zozobra en el hogar de la muchacha y la incertidumbre de Reinhold. La solución pasa por dar a luz en Dinamarca, país que permite inscribir a los recién nacidos sin usar el apellido paterno, y dejar al pequeño Lasse al recaudo de una mujer local -Trine Dyrnholm- que ya había pasado anteriormente por trances similares.

El padre del chaval afronta los gastos y los de Astrid, que estudia secretaría en Estocolmo entre idas y venidas para ver a su hijo a la espera de que aquel consiga el divorcio y puedan desposarse. Los planes no salen como estaban previstos, aunque la protagonista encuentra trabajo en otra empresa de comunicación en la que tiene como jefe a Sture Lindgren, apellido por el que sustituyó la autora de Pippi Calzaslargas al de Ericsson, que era el suyo de soltera.

La historia tiene fuerza en sí misma, sin tener que recurrir al personaje real. Funciona mejor como obra de ficción que como biografía. En ese sentido, el conjunto es mucho menos arriesgado de lo que podría esperarse a tenor de su personaje central en el más amplio sentido de la palabra, tanto la real como la actriz que la encarna. Pernille Fisher Christensen no pretende destacar con su puesta en escena y opta por movimientos y transiciones suaves, como si no quisiera interrumpir una línea argumental que atrapa, no ya por su originalidad sino por la sutileza con la que está retratada.

Aprovecha el autor para evidenciar la rigidez y escasa permisibilidad de los usos y costumbres de un país en época prebélica de la que tampoco se hace eco. De esa manera, la propuesta parece como suspendida en el tiempo, reconfortándose en su escrupulosidad y en una serie de convencionalismos cinematográficos absolutamente ortodoxos.

Al principio y al final una mujer muy entrada en años lee cartas de los chavales que han devorado sus libros. Se preguntan como alguien que hace tiempo dejó de ser niña entiende tan bien a los más pequeños. Ella misma se vio obligada a madurar cuando apenas contaba con dieciséis años y no era más que una chiquilla. Salió adelante, incluso como madre soltera, con tanta corrección como la que se expone en este filme.

Fuente: Pedro De Frutos


TOP 10 - Mayo
AQUAMAN
VENGADORES: ENDGAME
NO
MASTERS DEL UNIVERSO
THOR: RAGNAROK
BLACK PANTHER
POKEMON DETECTIVE PIKACHU
GLASS (CRISTAL)
BUMBLEBEE
LA LEGO PELICULA 2
> TOP Mayo <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal - Política de privacidad y cookies - Quienes somos
Creative Commons License

Coveralia - 2019
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información