Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"Bendita ignorancia", intercambio de papeles

Miercoles 30 de mayo de 2018, 12:21

Dos profesores de instituto, amigos desde la niñez aunque separados posteriormente coinciden en el mismo centro educativo. Uno de ellos es un adicto a las nuevas tecnologías mientras que el otro parece chapado a la antigua. Su rivalidad les lleva a intercambiarse durante unas semanas.

La comedia busca casi siempre sacarle punta a las circunstancias que nos rodean. Es como si viviésemos la vida abrazando de manera frecuente la ironía o, cuando menos, obviando el lado pésimo de las cosas. En esta ocasión, los dos protagonistas de Si Dios quiere –Se Dio vuole, 2015- pretenden repetir éxito dejando a un lado las cuestiones espirituales y optando por las mundanas. Realmente, entre ambas producciones no hay más concomitancias que las de sus actores principales, ya que en esta ocasión el mando de la nave corresponde a Massimiliano Bruno, cineasta aplicado en el género y que sabe sacarle partido a la actualidad, como demostró previamente, por ejemplo, en Viva l’Italia -2012-.
Bendita ignorancia, intercambio de papeles


Lo que ahora se pone en solfa es la utilización de las nuevas tecnologías, principalmente Internet y la dependencia de los teléfonos inteligentes. Para ello, dos profesores intercambiarán por un tiempo su modo de vida en relación a estas cuestiones, teniendo que adaptarse a vivir en la oscuridad de los datos móviles aquel que utiliza la Red para todo, y viceversa. Propuestas de este tipo hemos visto en la gran pantalla refiriéndose casi siempre al intercambio entre un hombre de éxito y otro que apenas tiene un lugar donde dormir en la calle. Aquí no hay pillos que intenten salirse con la suya, como explicaba John Landis en Trading Places -1983-. Simplemente, se trata de un intento mucho más lineal y menos rebuscado de supremacía.

Los protagonistas son dos profesores de instituto con personalidades muy distintas. Filippo –Alessandro Gassman- enseña matemáticas y es un apasionado de las nuevas tecnologías. Internet también significa para un conquistador como él un magnífico escenario de caza. Sus estudiantes tampoco se libran del atractivo de un hombre que ha creado una aplicación que ofrece solución inmediata a cada tipo de cálculo. Ernesto –Marco Giallini-da clase de lengua en el curso de acceso a la Universidad y repite cada año las mismas lecturas. Obliga a sus alumnos a dejar los móviles aparcados durante las clases; para él, un ordenador es un artilugio del infierno; y si tiene que utilizar un celular recurre a un Nokia del siglo pasado.

Ambos eran amigos desde la infancia, pero se distanciaron por culpa de una mujer, Marianna –Carolina Crescentini- que les dejó una hija Nina –Teresa Romagnoli-, criada por uno pero descendiente biológica del otro. Un asunto grave que les alejó en su día, pero el destino ha querido unirles de nuevo cuando coinciden en el mismo centro de enseñanza. Sus posturas parecen irreconciliables. Ninguno da su brazo a torcer. El educador de ciencias se muestra pasional y extrovertido; el de lengua es un intelectual severo y más educado. Las características de cada uno no les impiden llegar a las manos y pelearse dentro de un aula. Las imágenes se convierten en virales y Nina propone efectuar un estudio antropomórfico en forma de documental obligando a ambos a que intercambien sus roles en todo aquello que afecta a las nuevas tecnologías.

La comicidad está servida y a los alicientes narrados hay que sumar la presencia de Margherita –Mvaleria Bilello-, por quien Ernesto bebe los vientos a pesar de que debería detestarla por su adicción a las redes sociales. A los discursos antagónicos se unen rencores de antaño y cada uno deberá a prender a vivir muy a contracorriente de sus hábitos sociales. El desarrollo se adivina, por cuanto en las propuestas de este calibre, los extremos terminan acercándose y las tormentas que se producen suelen quedar erradicadas para fortalecer todavía más la interacción de los afectados.

Con todo estos mimbres y una partitura insistente compuesta por Maurizio Filardo, que incluye el tema Abbi cura di te, de Maldestro, el cineasta Massimiliano Bruno propone una comedia superficial, con algunos gags consistentes, pero cuyo desarrollo no sorprende. Aunque se pase un rato entretenido, lo cierto es que debemos de convenir que los personajes resultan demasiado simples. Estereotipos superficiales de dos posturas diferentes. Los hacen mejores Alessandro Gasmann y Marco Giallini, que se compenetran perfectamente y, además, enriqueces sus respectivos roles. La comedia gira en torno a ellos y lo asumen, aun siendo conscientes de que el largometraje puede satisfacer momentáneamente pero no quedará para la historia.

Fuente: Pedro De Frutos


TOP 10 - Junio
LAS AVENTURAS DE SUPER MARIO BROS VOLUMEN 3
DEADPOOL 2
GORRION ROJO
ASTERIX Y OBELIX MISION CLEOPATRA
JURASSIC WORLD
12 VALIENTES
SAINT SEIYA LOS CABALLEROS DEL ZODIACO I
NATIONAL GEOGRAPHIC: EL INCREIBLE CUERPO HUMANO
MILIKI: HABIA UNA VEZ...
MICHAEL JACKSON MOONWALKER
> TOP Junio <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal - Política de privacidad y cookies - Quienes somos
Creative Commons License

Coveralia - 2018
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información