Caratulas de dvd
Caratulas de musica
carátulas dvd,trailers,carteles,noticias,comentarios
INICIO |  TRAILERS |  NOTICIAS |  MÚSICA |  COLABORAR |  FORO 
REGISTRATE   Usuario: Contraseña:
Buscador:
 
 
 Noticia

"Invictus", política y deporte

Jueves 4 de febrero de 2010, 17:21

Basada en la novela “El factor humano”, narra el interés de Nelson Mandela, recientemente nombrado presidente de Suráfrica, por impulsar el equipo de rugby y convertirlo en el de todos los habitantes del país. Encuentra la ocasión propia en el Mundial que se disputará en sus estadios después de un largo plazo de exclusión en los grandes torneos internacionales como consecuencia del apartheid.

Clint Eastwood, director de Invictus, siempre tiene algo que contar, y sabe cómo hacerlo cuando se coloca detrás de la cámara. En esta ocasión, se aproxima al Nelson Mandela estadista, cuando en el país se mantenía la duda de si sabría gobernarlo aún a pesar de tener un respaldo mayoritario. Tras casi tres décadas en Robben Island, donde había estudiado derecho y había calmado su espíritu, el principal problema del dirigente era la integración, pero no de los negros con los blancos, sino de una minoría blanca, acostumbrada a tener el control de la situación, en un estado mayoritariamente de color que había pasado de ser oprimido a clamar venganza o a desconfiar de la nueva clase dirigente.



En esta situación, Mandela, pese a la oposición de sus consejeros, encuentra en el rugby el mejor argumento para sus intereses. Hasta entonces, esa disciplina era casi exclusiva de los blancos –sólo un negro en el equipo nacional-, mientras que el fútbol resultaba la válvula de escape para el resto de la población. El Mundial a disputar en Sudáfrica era el momento clave. Para ello, decidió no cambiar el nombre del equipo, ni sus símbolos, sabiendo que el éxito en el deporte lo sería también de su política, por lo que no le dolieron prendas a la hora de aparcar asuntos de estado para impulsar a su selección, ni de comportarse como el forofo número uno de su equipo nacional.

Para tal empresa contó con la valiosa colaboración del capitán de un equipo, François Pienaar, que estaba bajo mínimos unas cuantas semanas antes de arrancar el campeonato pero que se comportó como una piña desde poco antes de su inicio. Sólo así, llamando a los jugadores por su nombre, y enarbolando la bandera del patriotismo, Mandela consiguió dar un paso de agigante en su programa político, refrendado por las palabras del propio Pienaar a la conclusión del campeonato: no sólo nos han apoyado las 65.000 personas que llenaron el Ellis Park, sino los 43 millones de surafricanos.

Con estos mimbres, Clint Eastwood dirige con pulso firme, una espléndida fotografía en la que mandan los tonos azulados que nos remiten a un cine de época, concretamente en 1995, y que también colaboran a la intriga que se muestra en la historia. Los actores, tanto Morgan Freeman como Matt Damon, están bien caracterizados y se muestran contenidos. Además, las imágenes de los partidos de rugby no parecen hechas por un realizador estadounidense, originario de un país en el que esta disciplina es prácticamente desconocida o demasiado minoritaria. Sin embargo, Invictus es una obra menor en la filmografía del actor-realizador de San Francisco. Aunque haya tenido una buena historia en sus manos y aunque su hijo Kyle haya compuesto una banda sonora atractiva y fiel al espíritu del film.

El problema es de guión puesto que, al margen de Mandela, no deja de ser una película coral, en la que Matt Damon pasa casi desapercibido, y en la que tienen tanta importancia los escoltas o los asesores presidenciales. Al margen de que el drama sea muy humano, y que Eastwood sepa como nadie, a través de sus imágenes, tocar la fibra sensible del espectador, la historia resulta demasiado plana y los diálogos superan con mucho la tensión argumental. Mandela irradia calma y esa quietud supone una rémora para el film. Convence a su capitán de rugby sólo con sentarse a tomar el té, no existe una confrontación dialéctica entre ambos, mientras que el resto de personajes mantienen una actitud demasiado contenida. Hay demasiada pasión y respeto hacia el personaje central, que más que humano parece celestial. Por eso se vibra más con las hazañas deportivas que con los personajes. Pero el rugby, ya lo sabemos, tampoco levanta pasiones mayoritarias en nuestro país.

Fuente: consolero

Otras noticias de INVICTUS
"Invictus", uniendo una Nación1-2-2010

TOP 10 - Octubre
MALEFICA
X-MEN: DIAS DEL FUTURO PASADO
CAPITAN AMERICA: EL SOLDADO DE INVIERNO
AL FILO DEL MAÑANA
GODZILLA (2014)
EL PRINCIPE DE LOS LADRONES
POLAR EXPRESS
GRANDES BATALLAS DE LA HISTORIA EN DVD: GUERRAS DEL PELEPONESO
LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL: EL HOLOCAUSTO LOS CAMPOS DE CONCENTRACION
BLANCANIEVES
> TOP Octubre <
> TOPs Históricos <

Cine Coveralia es una web de cine donde podrás encontrar caratulas dvd, carteles, noticias de cine, críticas de películas, trailers, sinopsis y comentarios
Contactar con Coveralia - Aviso legal
Creative Commons License

Coveralia - 2014